Cerrar
Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.hijolusa.es Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.

Y en Semana Santa... Patatas asadas rellenas de bacalao y verduras

Publicado el: 27/Marzo/2018

Una receta para sorprender estos días también a los más pequeños.

Si te parece interesante, comparte:
La gastronomía se ha convertido en un elemento más de la tradición social, cultural y religiosa durante el periodo de Semana Santa. Es típico en esta época sustituir la ingesta de carne por platos elaborados con pescado, siendo el bacalao uno de los más tradicionales.


¿Por qué bacalao?

Parece que, ya en la Edad Media, la carne fue reemplazada por el bacalao, porque era uno de los escasos pescados que, casi siempre seco y en salazón, llegaba a la meseta española, donde el consumo de pescado no era habitual por la lejanía con la costa, las limitaciones de transporte y la menor cantidad de materia prima disponible. Se convirtió así en un plato de viernes, día en el que la Iglesia Católica establecía la regla de la vigilia durante el periodo denominado de Cuaresma.

Para aquellos que os animéis a cocinar estos días y os apetezca innovar con un plato de bacalao que se salga de lo habitual, os proponemos esta receta con un toque diferente: patatas asadas rellenas de bacalao. Una delicia muy sabrosa que encantará también a los más pequeños y que se puede preparar con antelación para darle un golpe de calor y gratinado en el momento de servir.


Ingredientes:

3 puerros medianos
3 dientes de ajo
2 cebolletas
Perejil picado
Mayonesa de ajo (o bechamel)
3-4 patatas lavadas de piel fina por persona, un poquito más grandes que las de guarnición, pero no mucho más
450 gr. de bacalao desalado
Aceite de oliva

El bacalao tiene que estar desalado. Si se compra salado, es imprescindible comenzar a desalarlo al menos 24 horas antes de la preparación: primero, lavar el bacalao intensamente con agua para retirar la mayor cantidad de sal posible y, después, dejarlo reposar en agua e ir cambiándola al menos en tres ocasiones para que el pescado quede al punto de sal.

Mientras preparamos las patatas, pondremos a calentar el horno durante 10 minutos a 200º.

Cogemos las patatas, bien limpias y sin pelar, y las hacemos un corte en forma de cruz en una de sus partes más anchas. Las salpimentamos antes de envolverlas en papel de aluminio, y las introducimos en el horno para que se asen a 200º entre 40-50 minutos, dependiendo del tamaño de la patata.

Os recomendamos para esta receta las patatas Val de Picones bolsa de 3 kg, o las Patatas Especiales de La Huerta de Doña Rogelia, ambas de Patatas Hijolusa.

Con las patatas ya en el horno, comenzamos a preparar la verdura: lavamos los puerros y las cebolletas, pelamos los ajos, y picamos todo ello finamente.

En una sartén, calentamos un chorro de aceite e introducimos los ajos. Cuando empiecen a dorarse, incorporamos las cebolletas y los puerros, y dejamos que se vayan pochando lentamente.

En paralelo, habremos puesto agua a hervir en una cazuela. Desmenuzamos el bacalao, lo agregamos a la cazuela, y dejamos que se cueza durante aproximadamente 3 minutos. Lo sacamos de la cazuela y lo dejamos escurrir bien.

Cuando las verduras estén bien pochaditas, incorporamos el bacalao y el perejil a la sartén. Removeremos bien en este punto para que los sabores se mezclen intensamente, lo saltearemos unos minutos, y reservamos.

Una vez asadas las patatas, retiramos el papel de aluminio y dejamos que se enfríen un poco para poder manipularlas bien.

Apretaremos por los lados más estrechos de las patatas para que se abran por las líneas en forma de cruz que habíamos marcado al principio en ellas.

Rellenamos cada patata con la mezcla de verduras y bacalao y las vamos colocamos en una fuente para horno.

Veinte minutos antes de consumirlas, colocaremos sobre cada una de ellas una capa de mayonesa de ajo o de bechamel, según los gustos, e introducimos en el horno para que se calienten y gratinen.

Podemos espolvorear con perejil o cebollino por encima, ¡y ya tendremos el plato listo para disfrutar!


Si te parece interesante, comparte:
Menu Ir arriba