Cerrar
Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.hijolusa.es Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.

Patata cocida: trucos para triunfar con ellas

Publicado el: 12/Mayo/2015

¿Eres de los que nunca está satisfecho con el punto de cocción de sus patatas? ¿Te gustaría conocer el secreto para conseguir unas patatas cocidas de diez?

Si te parece interesante, comparte:
Algo tan sencillo como hervir una patata en una cazuela puede ser poco agradable de degustar si el resultado es un bocado crudo o se deshace antes de llevarlo a la boca. Cocer a fuego lento este tubérculo no es que sea moco de pavo, pero algo tendrá que tanto nos gusta. Por algo dicen nuestros mayores eso de “patata cocida alarga la vida”. Hoy te enseñamos algunos trucos para conseguir unas patatas cocidas en su punto perfecto.

Antes de meterte entre fogones, selecciona cuidadosamente las patatas adecuadas: mejor patatas nuevas, lavadas, amarillas y ovaladas. Como seguramente te quedes con hambre si sólo cueces una patata, debes prestar atención a la hora de introducir varias en la misma cazuela. Ni muy grandes ni muy pequeñas, todas ellas de tamaño similar. No queremos que al retirarlas del fuego las patatas grandes aún estén crudas y las pequeñas prácticamente deshechas.


Enteras, cortadas, con piel, peladas, lavadas… ¿qué hago? Si lo que quieres es mantener el sabor de la patata, cuécelas enteras. Además, si las cueces con piel, conseguirás que la patata no se rompa durante la cocción. Para evitar que rompa la piel, puedes bajar el fuego una vez que hierva el agua y hayas introducido las patatas.

Aquí va un pequeño truco: si añades sal al agua cuando ésta aún está fría, hará que tarde más en romper a hervir; por ello debes añadirla al mismo tiempo que la patata, cuando ya hierve. Si lo que buscas es que el agua adquiera el sabor de la patata para utilizarla como caldo, añade las patatas al agua fría y sal tras el punto de ebullición. Para que no se rompan durante la cocción, también puedes añadir una cucharada de vinagre.

Ahora bien, el verdadero secreto es la duración del proceso. ¿Cuánto tiempo debe durar la cocción? Depende el tamaño de la patata. A fuego medio, una patata mediana tarda unos 20 minutos en alcanzar el punto perfecto, 30 si su tamaño es mayor. Sin embargo, cada patata es un mundo y cada cocina un universo, ¿cómo puedes saber entonces si están ya hechas? Es muy sencillo, pínchalas con un cuchillo o un tenedor; si están hechas notarás que entra perfectamente. Ya puedes retirarlas del fuego, enfriar bajo un chorro de agua y pelar y cortar al gusto (¡ojo, que queman!).
Si te parece interesante, comparte:
Menu Ir arriba