Cerrar
Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.hijolusa.es Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.

Experimentos curiosos para realizar con niños

Publicado el: 11/Mayo/2018

Un reloj que utiliza una patata como pila.

Si te parece interesante, comparte:








Seguro que entre las muchas cosas que se te ocurren realizar con una patata no se encuentra el usarla como pila de alimentación de bajo voltaje.

Pues, efectivamente, es posible generar electricidad mediante la construcción de un sencillo circuito eléctrico con patata y utilizarlo de fuente de alimentación de dispositivos que precisen muy bajo voltaje, como una calculadora o, como te proponemos en esta ocasión, un pequeño reloj digital.

Si tienes niños en casa les sorprenderás al realizar este pequeño experimento que les resultará de lo más interesante y curioso.

Necesitarás:
-Una patata grande
-Dos trozos de cable eléctrico de cobre
-Un tornillo o un clavo que traigan incorporado un baño de cinc
-Un reloj digital
-Tijeras
-Destornillador para poder abrir el reloj y extraer la pila que trae incorporada
-Un poquito de cinta aislante para sujetar los cables


Te contamos, paso a paso, cómo se construye esta sorprendente “pila natural”:

Lo primero que vamos a hacer es pelar los extremos de los dos cables, extrayendo el recubrimiento exterior, para dejar al descubierto los hilos de cobre.

Uno de los extremos ya pelado, lo vamos a introducir en la patata directamente, por lo que te recomendamos que al menos tenga a la vista 3 centímetros del cobre. Una vez clavado en la patata, se convertirá en el electrodo positivo de la pila (cátodo).

Con el destornillador, vamos a abrir la tapa del reloj para acceder al departamento donde trae incluida la pila. Al sacar esta pila, veremos los dos terminales indicados como positivo y negativo.

Inserta en la patata el clavo bañado en cinc y el extremo del cable pelado de 3 centímetros, de forma que queden próximos entre sí, pero lo suficientemente alejados para que nunca lleguen a tocarse.

El cable que aún queda libre vamos a enrollarlo alrededor del clavo insertado en la patata. Se convertirá así en el electrodo negativo de la pila (ánodo).

Ahora es el momento de conectar los dos cables insertados en la patata con los terminales positivo y negativo del departamento donde estaba la pila del reloj. Conectaremos el extremo libre del cable enrollado en el clavo al electrodo negativo del reloj, ayudándonos de un poco de cinta aislante para sujetarlo. Seguiremos el mismo proceso para conectar el otro cable al electrodo positivo.

Una vez todo conectado, puedes encender el reloj. ¡Ya tienes lista tu pila de patata!

¿Te preguntas por qué es esto posible?

Este montaje está basado en las reacciones redox: reducción-oxidación. La patata funciona como electrolito debido al ácido ascórbico que contiene. Esto permite cerrar el circuito que hemos creado, transfiriendo los electrones del cinc hasta el cobre. Se convierte así en una sustancia conductora de la electricidad, con iones positivos y negativos.

Si no hubiera patata, tanto los iones positivos liberados por el cinc como los electrones que liberaría el cobre se acumularían en ambos electrodos. Esto provocaría que aparecieran fuerzas de repulsión entre las cargas positiva y negativa y, en consecuencia, el flujo de electrones se interrumpiría dejando al reloj sin energía.
Si te parece interesante, comparte:
Menu Ir arriba