Cerrar
Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.hijolusa.es Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.

8 formas distintas de hacer patatas fritas

Publicado el: 24/Octubre/2014

Descubre varias propuestas para conseguir unas patatas fritas con infinidad de formas.

Si te parece interesante, comparte:
A pesar de la eterna discusión sobre el origen de las patatas fritas, que mantiene enfrentados a belgas y franceses desde hace siglos, resulta indiscutible la enorme relevancia de esta receta en la cocina actual. Desde los restaurantes de cocina de autor, pasando por los más asequibles mesones y tascas, y acabando en las grandes multinacionales de cocina rápida, la patata frita es uno de los principales actores de nuestra cocina. Acompañamiento ideal de carnes y pescados, resultan irresistibles hasta casi alcanzar un exquisito punto de adicción culinaria. Crujientes, sabrosas y con un dorado perfecto, están claramente relacionadas con un incremento en la activación de aquellas zonas del cerebro relacionadas con las recompensa, el sueño y las áreas motoras.
 
En constante evolución desde hace siglos, las patatas fritas presentan infinidad de formas, en función de su corte y aplicación. Desde la conocidas patatas paja, hasta las patatas soufflé, tan de moda en los locales más selectos del panorama actual. Por eso, desde Patatas Hijolusa, queremos hacer un breve resumen y sugeriros algunas de nuestras propuestas.

patatas fritas
De corte largo y fino, textura crocante y con alto atractivo estético, las patatas paja son, dentro de su originalidad, el más conocido de cuantos cortes os presentaremos a continuación.
Sugerencia de Hijolusa: son ideales para construir nidos de patata, que alojen huevos o carnes con salsa en su interior. Si el corte realizado es un poco más ancho, pasan a denominarse patatas cerillas.
Patata recomendada: La Huerta de Doña Rogelia “Especial Freír”
 
Un poco más gruesas que las anteriores son las patatas bastón. Este corte resulta ideal para acompañar verduras a la plancha, parrilla u horno. Son levemente más delgadas que las tradicionales patatas españolas, que podemos encontrar en cualquier casa de nuestro país.
Sugerencia de Hijolusa: Su fritura puede ser simple o doble.
Patata recomendada: La Huerta de Doña Rogelia “Especial Freír”

Con un grosor similar al de un dedo, las denominadas patatas puente nuevo, requieren una doble elaboración. En primer lugar, una fritura, casi confitado, a baja temperatura, que permitirá la cocción del interior de la patata. Después, una fritura a fuego fuerte, que le aporte textura y color.
Sugerencia de Hijolusa: coloque las patatas en forma de puente, tal y como marca la tradición, y acompáñelas con una buena carne roja o pescado.
Patata recomendada: Val de Picones 3 Kg.
 
De corte rectangular y con un grosor aproximado de 3 o 4 milímetros, las patatas soufflé deben su nombre al ligero inflado que presenta tras su paso desde una sartén con aceite a temperatura media, a otra con aceite muy caliente.
Sugerencia de Hijolusa: El secreto para elaboración de estas patatas es el empleo de una variedad de patatas con bajo contenido en agua. El paso de una sartén a otra ha de realizarse en el momento en que se han reblandecido en la primera de ellas.
Patata recomendada:  Val de Picones 3 Kg.
 
Con un corte más complejo que las anteriores, las patatas de rejilla requieren del uso de una cuchilla específica para este tipo de corte. De uso común en algunos restaurantes, destacan por su aspecto dorado y textura crujiente. Tal es así, que recientemente algunas grandes marcas comercializadoras de patatas chips en bolsa, han incorporado este tipo de corte a su gama de productos.
Sugerencia de Hijolusa: Son ideales para mojar en salsas o dipear.
Patatas recomendada: La Huerta de Doña Rogelia “Especial Freír”
 
De corte fino y redondo, las patatas chips son quizá las más famosas del mundo, junto con la patata frita tradicional. Su presentación en diversos formatos: desde cucurucho o take away (patatas para llevar), hasta las patatas de bolsa, pasando por las más tradicionales chips de churrería, son una constante en nuestro día a día.
Sugerencia de Hijolusa: Freír pocas patatas en cada tanda, para evitar que se peguen.
Patata recomendada: La Huerta de Doña Rogelia “Especial Freír”
 
Desde Patatas Hijolusa os recomendamos dejar que las patatas recién sacadas de la sartén reposen en un papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite.
 
Patatas Hijolusa, el sabor de la tradición, nuestra seña de identidad.
Si te parece interesante, comparte:
Menu Ir arriba